lunes, 26 de abril de 2010

La mímesis del capitalismo

El espectáculo es siempre mímesis. Representarse de manera espectacular es ser un otro que nunca conocemos a cabalidad porque en parte nos supera como un ideal, en parte porque se encuentra ausente y por ello podemos jugar a tomar su lugar. La mímesis de lo ininteligible e indecible ha sido parte de la experiencia de la humanidad en el mundo desde siempre. Lo nuevo del capitalismo es su capacidad para generar fetiches para la mímesis y convertir nuestra práctica en permanente espectáculo. Sólo podríamos decir, ¡cuidado!, pues nunca nadie había tenido tal nivel de control sobre los fetiches, y al mismo tiempo se había dedicado a destruir al principal de ellos. Dios va en retirada y no hay vuelta atrás. Enhorabuena.

Mariana Neuweiler, Fuente:http://www.esculturaengres.cl/catalogo/index.html

No hay comentarios: