miércoles, 5 de mayo de 2010

La "tragedia griega"

¡Cómo gozan los medios de comunicación llamando una y otra vez “tragedia griega” a la grave crisis económica que vive ese país!. Y es que el espectáculo sigue reemplazando cualquier tipo de análisis meridianamente serio, a sabiendas de que este implicaría otra cosa que un paquete de medidas como las pretendidas por el FMI.

Hoy se puede leer en los diarios: “El FMI y los países del euro han otorgado préstamos por 110.000 millones de euros a Grecia para pagar su elevada deuda, a cambio de que el país aplique severas medidas de ahorro, como la reducción de los sueldos de los funcionarios, el aumento de los impuestos y una flexibilización de la legislación laboral, incluidos más despidos”.

Parece increíble, pero es cierto. Salvar a la economía griega es sinónimo de despidos masivos, de flexibilidad (precariedad) laboral, reducción de impuestos, es decir, la solución para la crisis económica es desarrollar una crisis social. De esta manera, se escinde completamente la esfera de la economía de la política, mostrando al público que sólo los expertos pueden dar soluciones en las que la política nada tiene que ofrecer. No sólo se esconde allí el hecho de que la economía es siempre política económica, sino que además se intenta mostrar la mentira que sostiene permanentemente la legitimidad del capitalismo: que la mera existencia es preferible a la existencia justa.

No hay comentarios: