viernes, 30 de julio de 2010

El crimen del lenguaje

El lenguaje es un asesino que despoja a las cosas de su entorno, transformándolas en ideas abstractas. Siempre que se habla se comete un crimen, un aniquilamiento del contexto, una des-encarnación del mundo, una mutilación de la existencia. La masa, la materia, la cosa, quedan separadas de su propia realidad para ser representadas en la cárcel del lenguaje. Pero Habermas todavía cree que encontrará una “comunidad ilimitada de la comunicación”. Será mejor que la utopía vuelva a su lugar irrepresentable, y verdaderamente posible, en vez de seguir asesinando la imaginación.

Sandro Boticelli (1445-1510), Los seis gigantes desnudos en torno al pozo, 

No hay comentarios: