martes, 31 de agosto de 2010

32 mapuche en huelga de hambre

Hoy se cumplen 50 días desde el inicio de la huelga de hambre de 32 mapuche procesados por una Ley Antiterrorista. En muchas ocasiones se ha esgrimido que para los mapuches el Estado de derecho no existe, o bien opera de manera parcial, creando una suerte de discriminación contra ellos. Este planteamiento es absolutamente certero, pero debe ser complementado con una crítica al Estado de derecho mismo. La expansión de la legalidad sobre la vida entera tiene su raíz en el miedo del que todo contrato está impregnado, miedo a la violencia de quién no cumple el contrato. El mapuche es, bajo la perspectiva del Estado de derecho un ser sacrificable para la persistencia misma de la legitimidad de éste. De otra manera, la legalidad no podría ejemplificar su razón de existir que es el ejercicio de la violencia contra pocos para la seguridad de muchos.

La vida de los mapuche se encuentra cercada por el Estado moderno porque en ellos identifica siempre la posibilidad de su derrumbe, entre otras cosas porque la política contemporánea se encuentra incapacitada para pensar la multiplicidad. Pero tanto se ha expandido el Estado de derecho que incluso la muerte es negada o liberada a su antojo. Muchos mapuche han muerto bajo armas de fuego del Estado que protegen la propiedad privada, pero ahora, que el tema es la vida misma, los mapuche en huelga de hambre son imposibilitados de morir. No es porque repentinamente al Estado le importe la vida de los mapuche, sino más bien porque debe ser éste y no los mapuche el que determine quién vive y quién no.

No hay comentarios: