miércoles, 19 de enero de 2011

Sujeto

La quimera más terrible del hombre ha sido la afirmación del sujeto. Quizás su origen se encuentre en la conformación de una estructura del lenguaje, mas por cierto que al menos en su metafísica. El sujeto es siempre castrador del mundo en que habitan los hombres pues le es inherente la relación sujeto-objeto con la realidad. En algún lugar del sujeto, por muy colectiva que sea su representación, se desarrolla siempre una secreta teleología que le invita a la redención. Su evidente colapso en la historia humana no vuelve tan solo necesario un pensamiento que tenga al cuerpo como privilegio, sino que aquella es fundamentalmente una tarea política que puede asestar el golpe a la religión que nos permita seguir viviendo.

Cristina García Rodero. Fuente: ART234

No hay comentarios: