viernes, 20 de enero de 2012

Biopolítica


El concepto de biopolítica parece no ser un oximorón como han planteado algunos. Más bien, es una redundancia. Bios no es, para los antiguos griegos, sino la vida en tanto política. Biopolítica sería decir política de la vida política.

El problema surge del hecho que Foucault quería referirse justamente a lo opuesto, es decir, a una política se cierne sobre la vida de los individuos en tanto seres vivientes. La alternativa zoé que podría llegara a formar el sentido de una zoopolítica tampoco permite realmente comprender el problema al que Foucault quería conceptualizar, pues también siguiendo la terminología griega, la zoé no se refiere sólo a la vida animal o a lo animal presente en lo humano, sino también a la vida de los dioses, es decir, de todos aquellos que no tienen bios.
Biopolítica o zoopolítica no reúnen, por tanto, la capacidad de dar cuenta del fenómeno de la política sobre la vida, en el sentido que Foucault mismo busca expresar. El propio Foucault pareciera dar menor importancia a este concepto, aunque, sin embargo, después de su muerte ha proliferado en los textos de filosofía y ciencias sociales.
Pero queda una defensa del concepto de biopolítica que no debemos dejar escapar. Ella remite al sentido moderno en que ha de entenderse la bios, que es precisamente el de la existencia biológica, corporal. El desplazamiento del concepto desde la vida ciudadana a la vida del ser viviente, es un asunto político en sí mismo, que da sentido a su uso, pues refleja una pérdida y recuperación, una abertura y una clausura simultánea de la condición política del humano. La bios sólo es posible para los humanos, pero precisamente en el momento en que estos han perdido su condición de tal, es decir, eminentemente política.
Biopolítica, por tanto, ha de entenderse como un neologismo que no puede ser extrapolado sin más, como pretende Agamben, a una época anterior a la modernidad. Sólo la modernidad es biopolítica porque es desde Hobbes que ha quedado anulada toda posibilidad de comprender al humano como zoón politikón

No hay comentarios: