lunes, 6 de febrero de 2012

Público


Lo público es simplemente un teatro en el que el humano podría representar un determinado papel: el de las decisiones colectivas. Lo privado no es simplemente el hogar, sino que también lo es el trabajo, la escuela, la cárcel y el manicomio, es decir, todos aquellos lugares en los que lo público se ve socavado por la autoridad y la jerarquía. Nuestra época es la del oscurecimiento de lo público y la extensión de lo privado a todas las esferas de la vida humana. Esta oscuridad va acompañada por la transformación de una parte importante de lo que antes se creía público en mera publicidad. Publicidad y privacidad van, en este sentido, de la mano y son el manto que se cierne sobre lo público, sobre la comunicación horizontal y el entendimiento humano. Ahora lo público es sólo la irrupción que avanza desde las grietas de lo privado, abriéndose paso con la fuerza de un esclavo en rebelión. El retorno de lo público, que quizás simplemente es la memoria de una obra nunca representada, no sólo depende de las grietas constitutivas del miserable escenario construido por la publicidad, sino también de la fuerza capaz de colar por esas grietas un grito de comunidad.

Si Clark: Consumerism. Fuente: Artshole

No hay comentarios: