martes, 5 de junio de 2012

El colonialismo y el nombre


El colonialismo es siempre una superposición de nombres. El verdadero colonialismo desplaza lo nombrado por un otro de forma que deja en desuso todo un sistema de nombres y relaciones entre nombres que quedan sumergidos en el inconsciente, en las prácticas que ya el colonizado no sabe porqué realiza, pero que repite incesantemente sin ningún tipo de argumento. En esas prácticas antiguas e injustificables, irrecuperables, se encuentra la imagen que nos amenaza hasta la muerte. Poder ver en un sólo nombre, fugazmente, no sólo la dulzura de su actualidad, sino el terror que ha significado su aparición, es parte fundamental del legado benjaminiano a nuestra generación espectacular.










No hay comentarios: