viernes, 22 de junio de 2012

En vivo

La imagen en su época de reproductibilidad técnica se da de forma poco aurática, tal como lo ha afirmado Benjamin. Sin embargo, también es tiempo de pensar en toda imagen como la imagen reproducida técnicamente. Un partido de fútbol transmitido por televisión “en vivo” puede ser considerado el paradigma de toda imagen. Mientras los espectadores que se encuentran en el estadio disfrutan de una impresión inmediata, quienes se encuentran frente a sus televisores disfrutan también de la inmediatez de la imagen transmitida en directo. Pero, como todos sabemos, la imagen llega a los ojos del telespectador segundos después, por lo que el ahora es siempre para él un ya sido. Quienes disfrutan del espectáculo en el mismo estadio en que se juega el partido viven la experiencia aurática sin percibir que toda imagen delante de sus ojos es también un ya sido, que en el momento en que sus cuerpos se han llenado de la imagen, otros hechos han ocurrido ya. La desconcentración es precisamente el instante en que nos desviamos del acontecer por una milésima de segundo y tratamos de volver a entrar en el juego de recibir las imágenes con la dificultad de haber cortado su hilo. Lo que la reproducción técnica de las imágenes revela es no tanto la imposibilidad de una experiencia aurática en nuestra época, sino más bien, la pérdida del aura como condición de posibilidad de toda imagen. 
 

No hay comentarios: