viernes, 24 de mayo de 2013

Una pregunta incontestable

Una pregunta incontestada, acaso incontestable, irrumpe en la normalidad, en la calma de un discurso ancestral sobre las reglas de la vida. La pregunta es deseo reprimido, incontrolable y sin embargo domable. Se puede creer apagada por la violencia de lo calmo, pero vuelve una y otra vez como una trompeta disonante que quiebra el tiempo. Pero el ruido impertinente, a veces inesperado, aunque siempre esperable, completa la obra en su imposibilidad de ser. Una imagen dialéctica es la captura de esa tensión irresoluble y amarga, que sólo en perspectiva nos puede parecer efectivamente liberadora.



Chales Ives, “The Unanswered Question”, 1906.

No hay comentarios: