lunes, 2 de marzo de 2015

¿Qué es un humano?

El Humano, nombre con el que denominamos comúnmente a la especie homo sapiens es el resultado de una operación histórica de ordenamiento del mundo. Un ordenamiento posible entre otros, donde ocupa un lugar predominante la ejecución de un corte, una escisión entre lo que la filosofía ha llamado comúnmente parte inteligible y parte sensible. La primera es aquella que permanece desde el inicio vinculada a lo divino, la segunda a lo animal. Este orden es jerárquico, pues la intelección antecede y comanda a la parte animal, la presiona y frena, mientras la parte animal busca causar el quiebre de la intelección. El origen del mundo cristiano es nada menos que el de un Dios inteligente que crea desde la nada el mundo. Dios es la esencia inteligente que se esconde detrás de todo cuanto acontece en el mundo, que en términos lingüísticos podríamos decir que es su predicado. El sujeto del mundo, Dios, articula su predicado desde la no existencia. Claro, el cristianismo hace uso teológico de la filosofía griega, del aristotelismo que ya había separado esencia y existencia, pero sólo a partir de un mundo que nace de la inteligencia divina y que muestra al humano como portador de esa misma facultad, aún de forma limitada, para conquistar y dominar el mundo, es que podemos hablar verdaderamente de un humano. Los griegos no eran humanos, los romanos no eran humanos. Propiamente humanos son aquellos que han vivido bajo el supuesto de la división de lo sensible y lo inteligible. Los que han ordenado el mundo de sujeto a objeto y sujeto a sujeto. Que han poblado todos los rincones del planeta bajo el estandarte del fetiche de la mercancía y el trabajo. Esos son los humanos.

humans  
Arian Hashani, humans.

No hay comentarios: